La pequeña Joaquina recibió la visita del Dr. Paz, a dos meses del accidente en la pileta

61

A dos meses del accidente que sufrió Joaquina, la pequeña que fue “aspirada” por la bomba de una pileta, volvió a reencontrarse con el Dr. Víctor Paz, el médico responsable de las intervenciones que lograron salvar su vida. Y esta vez, ya no fue en la cama de un hospital, sino, en una visita a su casa.

“A dos meses del accidente.. con Joaquina”, posteó el cirujano del hospital de niños de la ciudad, junto a tres imágenes en la que se lo muestra sonriente junto a la pequeña. La publicación, realizada en las redes sociales, se completó con cientos de mensajes de aliento y agradecimiento a la tarea del médico.

“Fue un encuentro muy emotivo, como se ve en las fotos, los dos estábamos muy contentos”, el Dr. Paz.

“Uno aprende muchas cosas de los chicos, a seguir adelante. Joaquina es una nena muy efusiva, contenta, y para mí es un orgullo”, afirmo el médico cirujano.

En la oportunidad, el profesional consideró su visita a la niña como “representativa” de todo el personal del San Roque que la atendió desde los primeros momentos. “Es un orgullo de pertenecer al hospital, el brindar este servicio”, destacó.

Y en ese sentido, contó que “entre mate y mate”, los padres de la pequeña le explicaron sobre el tratamiento que la pequeña debe continuar en Fundación Favaloro, en Buenos Aires.

“Es un tratamiento largo, y ellos tienen muchas esperanzas”, acotó al respecto.

La salud de Joaquina movilizó a gran parte de la sociedad que se vio sumamente conmovida desde el 15 de diciembre, cuando fue “aspirada” por la bomba de agua de una pileta. Se multiplicaron las súplicas pidiendo por la recuperación de la pequeña. De hecho, el día de su cumpleaños se celebró una misa para implorar “por el milagro como regalo de Navidad y cumpleaños” y aquel martes 18, cuando ella cumplió 6 años, comenzó a respirar sin asistencia mecánica.

Fue derivada a la Fundación Favaloro y el 16 de enero regresó a Paraná.

La recuperación en tiempo récord de la niña, se dio tras la magistral tarea realizada por los profesionales de los diferentes servicios del hospital materno infantil San Roque de Paraná, que la sometió a tres cirugías reconstructivas en la zona intestinal, en medio de un cuadro de extrema gravedad.

FUENTE: ANOTICIANDO